Tesoros de mar

Tesoros de mar

Tesoros de mar

INGREDIENTES (12 u): 1 paquete de pasta filo
12 mejillones (sin la concha, yo utilicé congelados)
12 gambas (podéis sustituirlos por langostinos o gambones)
1 tarrina de queso philadelphia
1 calabacín
sal
pimienta
30gr + 15 gr aceite
150 gr de mantequilla o margarina (también vale aceite de oliva)
palillos redondos finosPREPARACIÓN: 

Meter en el vaso las gambas y los mejillones. Trocear 3 segundos, velocidad 4. A mí me gusta que se noten los trocitos, pero si os gusta más triturado, dejadlo uno o dos segundos más. Reservamos.

Lavar el calabacín y cortarlo en trozos grandes. Echarlo en el vaso de la thermomix y programar 5 segundos, velocidad 4. Bajar los restos de las paredes con la espátula.

Echar un poquito de sal, un poquito de pimienta y los 30 gr de aceite. Programar 10 minutos, varoma, velocidad 1. Reservar y dejar enfriar. Si tiene exceso de aceite, es importante que lo escurráis porque si no, luego se nos romperán los tesoros cuando los horneemos.

Sin lavar el vaso, echamos 15 gr de aceite y ponemos las gambas y los mejillones con una pizca de sal. Programar temperatura Varoma, 4 minutos, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Sacar del vaso y dejar que se enfríe. Mezclar con el calabacín que teníamos reservado.

Cada tesoro llevará 3 capas de pasta filo superpuestas, así que empezamos cortando las hojas de pasta filo en forma de cuadrados. Las hojas son bastante grandes, así que cada hoja la podremos cortar en 4 cuadrados aproximadamente (para que os hagáis una idea, cada cuadrado debe ser más o menos del largo de vuestra mano).

Fundir la mantequilla. Coger un primer cuadrado de pasta y untarlo con mantequilla. Poner encima un 2º cuadrado y untar con mantequilla y terminar con un tercer cuadrado (este no lo untaremos). Podemos utilizar aceite de oliva en vez de mantequilla (yo lo hago así), es más fácil y tiene menos calorías.

Ahora vamos a rellenar los tesoros: una vez que tenemos las 3 capas de pasta filo, añadimos una cucharada en el centro del cuadrado de queso philadelphia. Encima ponemos una cucharadita de la mezcla de calabacín, gambas y mejillones que teníamos reservado. No hay que rellenarlos en exceso porque si no luego no podremos cerrarlos. Coger los cuatro picos del cuadrado y juntarlos. Darle una vuelta y pasarles el palillo por el centro para que no se abran. Esto es un poco complicado de explicar, si veis la foto, quizás se entienda mejor. De todas formas, podéis envolverlos como queráis (en forma de triángulo, cuadrados, rollitos… como os sea más fácil), pero siempre llevarán las 3 capas de pasta filo untadas con mantequilla o aceite las dos primeras.

Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo. Colocar sobre la bandeja del horno papel de horno, y encima los tesoros. Hornear hasta que estén dorados. Serán unos 12-15 minutos, aunque dependerá del horno.