Uso del Varoma de tu Thermomix

Uso del Varoma de tu Thermomix

 

Uso del Varoma de tu Thermomix

 

El Varoma está compuesto por 3 partes: la base o recipiente varoma, que es su parte más grande y donde caben más alimentos, la bandeja interior y la tapa transparente de para que puedas ver como va tu cocción. Todo en policarbonato, un plástico que resiste altas temperaturas y que es muy ligero. Pero ¡ojo!! no uses estropajos si no quieres rallarlos.

Estas 3 partes encajan perfectamente y no tienen problemas de goteo durante la cocción como en su versión anterior de aluminio. Transmiten bien el calor y hay que tener varias cosas en cuenta a la hora de usarlo. Además el varoma encaja perfectamente sobre la tapa del vaso de tu Thermomix, sin cubilete, por supuesto.

  • Tienes dos opciones de utilización: con sus tres partes, usando la bandeja interior, o solo con la base y la tapa. Ello dependerá de lo grande que sea el alimento que pongas en la base y de tus necesidades.
  • Siempre que uses el varoma necesitarás poner algún líquido en el vaso. Normalmente necesitarás 500 gr de agua para producir vapor durante 3o minutos. O lo que es lo mismo, 250gr de agua para 15 minutos de vapor o 750 gr para 45 minutos.
  • Siempre que uses el varoma tendrás que usar la Temperatura Varoma para tener un bloque de vapor constante de 100ºC, imprescindible para cocinar al vapor.
  • Si vas a usar ingredientes que necesitan diferentes tiempos de cocción, deberás poner los más duros en la base o parte inferior del varoma ya que el vapor constante que produce tu máquina llegará mejor y los más blandos en la bandeja que se encuentra un poco más alejada.
  • Ten cuidado de dejar agujeros libres en la base y en la bandeja si quieres que tus alimentos se cocinen perfectamente.
  • El Varoma solo funciona si está tapado, no se puede cocinar sin la tapa transparente, parece una obviedad, pero a veces os entran dudas.

Usos del varoma:

  • Para cocer al vapor todo tipo de carnes, pescados, mariscos: los tiempos de cocinado dependerá del tamaño de la pieza que coloques, de la frescura… es importante que vayas comprobando el punto para que no se pasen y te queden secos, así que programa siempre unos minutos menos y por supuesto, deja tapado el alimento hasta el momento de servir para que no pierda calor ni se reseque. . Recuerda pincelar siempre el varoma con aceite de oliva virgen extra para que no se peguen a este ni la carne ni el pescado. Si cocinas un pescado a la sal o vas a abrir marisco, no pongas el varoma sobre la tapadera hasta que el bloque de vapor no sea constante, es decir, hasta que el agua esté hirviendo.
  • Para cocer al vapor verduras: es super útil, incluso en verduras congeladas como zanahorias baby, preparados congelados para ensaladillas, etc. En cuanto puedas pincharlas estarán en su punto y verás que bien conservan todos sus colores. Además si estás preparando una sopa o crema en el vaso, será una forma de aprovechar el calor residual y ahorrar energía con la preparación de dos platos en uno.

Para cocinar al baño maríaflanestartas tatinespanescuajados etc. En estos casos habitualmente hay que tapar lo que estemos cocinando para que no entre agua en el interior de la preparación por la condensación y nos la estropee. Puedes usar papel de plata para cubrir tu molde y luego poner papel de cocina. Esta es otra forma de ahorrar energía en casa ya que la thermomix consume bastante menos que el horno.
Para cocinar en papillote: con el papillote lo que hacemos es envolver el alimento para que se cocina con todos sus jugos, es muy sencillo hacerlo en la Thermomix y en Velocidad cuchara
Para envolverlos os recomendamos usar papel de horno o sulfurizado que no transmite ningún derivado extraño a nuestra comida.
Para cocinar como en una vaporera:
Poniendo papel de horno humedecido y lavando bien el arroz bajo el grifo, conseguirás convertir tu varoma en una vaporera. También podrás cocinar así el cuscús, los dimsum, etc.
Para servir lo cocinado en la mesa. Sólo tienes que poner la tapa como base, dándole la vuelta para que tu recipiente varoma encaje perfectamente y no gotee. Será otra forma de sacarle más partido a tu Thermomix
Como colador: para los espaguetis, la pasta en general o cualquier cosa que hayas cocido si no dispones de un colador para ello. En realidad no lo necesitas.
Como escurridor: Para escurrir todo lo que quieras. A mi me gusta usar al máximo los utensilios que tengo para no tener que estar llenando la cocina de cacharros. Es mi forma de sacarles el máximo rendimiento y de ahorrar espacio.
Puedes perfumar el agua de tu vaso para enriquecer lo que estés cocinando usando vino, especias en el agua (tomillo, orégano, laurel, ajo) … todo lo que se te ocurra y que creas que le puede ir bien a tu plato para aromatizarlo un poco más.
En el varoma caben:

  • Molde albal de 1 litro ó 2 de 500 gr y flaneras: como en esta receta de Pastel de atún, un clásico de verano, este Pudin de pan al aroma de vainilla o esta Tatín al varoma.
  • Molde de cristal de 1 litro: en este caso como el cristal tarda en difundir el calor más que los moldes de albal, deberás aumentar la temperatura.
  • Moldes de silicona de 1 litro o más pequeñas con formas. Transmiten bien el calor.

Precauciones:

  • Peligro de ¡Quemaduras! El vapor que se genera a más de 100ºC puede quemar, por lo que tendrás que tener cuidado cuando manejes el varoma, sobre todo porque además puede que te quede a la altura de la cara.
  • Para levantar la tapa si solo quieres mirar, Cristina Galiano recomienda levantarla perpendicularmente, recta hacía arriba, así no goteará y no te quemarás con el vapor de la consensación.
  • Si vas a retirar el contenido de varoma, abre la tapa hacía la pared, haciendo que el vapor salga del lado contrario a tu cara para que no pueda quemarte. Vierte el agua dentro del varoma y cuando puedas acaba de dar la vuelta a la tapa. Pon el varoma sobre su tapa y sirve.
  • Si la tapa no está bien colocada la receta no se cocinará o lo hará mucho más lentamente. Comprueba siempre que esté bien ajustada.
  • Cristina Galiano recomienda no cocinar en el varoma con papel albal ni con film transparente en contacto directamente con el alimento. Estos son productos no comestibles y no hay estudios que digan que no dan problemas. En su lugar utiliza papel de horno o sulfurizado para hacer un papillot y para la carne no hace falta que pongas nada, queda más feo pero aguanta.
  • Si vas a cocinar con leche, nata: ojo con poner temperatura varoma, estos líquidos subirán mucho y puede producirse desbordarmiento, así que no cocines en varoma con ellos o agrégalos al final si se puede.
  • Si vas a cocinar aprovechando una salsa, no olvides espesarla después de cocinar al varoma, si lo haces antes puede que no se forme el suficiente vapor y no se cocine lo suficiente.
  • Las velocidades para cocinar al varoma, rara vez pasan de velocidad 2. Nos moveremos en un rango que va desde Velocidad cuchara, hasta velocidad 1 ó 2. Así evitamos salpicaduras con líquidos muy calientes.
  • Mantenimiento:
  • Lávalo a mano o en el lavavajillas. Si lo haces a mano procura no utilizar estropajos, ni jabones abrasivos ni nanas. Con una esponja bastará para dejarlo perfecto. Comprueba siempre en el aclarado que los agujeros estás limpios y no quedan taponados por nada.
  • Guárdalo siempre tapado y montado: base, bandeja y tapa. Así no lo tendrás por ahí desperdigado ni te dará pereza usarlo.
  • Si dispones de bolsa de transporte de tu máquina y no usas el varoma habitualmente puedes guardarlo ahí, aunque le sacaremos partido, así que no te recomiendo que lo “escondas mucho”.
  • Si lo guardas sobre la tapa de tu thermomix no cierres esta nunca para no presionar la junta y que se deteriore antes de tiempo.